Historias que sobran

RSS

UNA SOBRE LO QUE SE HACE POR LA NOTICIA… ¿Qué había que hacer ante esto?

Creo que hay que insistir en conseguir la noticia y que a veces hay que aceptar condiciones duras para obtenerla. Me parece que nunca me he visto en una situación insoportable.

Claro, también creo en que hay que mantener el respeto y la cordialidad.

Ayer entrevisté a la presidenta de la naviera turística expropiada Conferry, contralmirante Rosana González. Me dice ‘vamos a hablar primero y después me grabas… te quiero explicar porque a mí me gusta mucho la docencia”.

Me había invitado a sentar en el sofá, y me dice ‘deja todo aquí y hablamos allá’. Nos vamos a su escritorio. Me dice que ‘es injusto’ decirme cuántos motores les funcionan a los barcos, pero que los zarpes son puntuales y que navegan con sistemas confiables.

Llama a la gerente de recursos humanos para que me muestre unas cifras y la invita a quedarse.

En un momento, le digo ‘no, yo tengo que buscar mi libreta’, y la busco.

Más adelante me suelta ‘yo no te voy a dejar grabar, pero si dices que yo dije algo que no dije, yo te voy a desmentir… te estoy dando un voto de confianza’ (ella tiene una testigo, yo no).

Yo le dije que ella tenía que haberme dejado grabar, que era injusto no hacerlo y que yo también le estaba dando un voto de confianza al quedarme. Hice la entrevista, se resbaló y me dijo que los ferries rápidos se tardan 4 horas en navegar entre Puerto La Cruz y Margarita, la página web ofrece que el trayecto se hace en 3 horas.

Una colega me dijo que debí levantarme e irme, pero creo que los periodistas somos más que el grabador. Aguantaré la pelea si toca hacerlo. Otro colega me dijo que debí reclamarle más ¿Qué había que hacer aquí?